Los tambores suenan al amanecer mientras tus pasos te llevan a la arena. La respiración entrecortada de los que van a luchar. El sudor de las manos firmes que sostienen las armas… ¿Motivado?

¡Ya estás preparado para una divertida tarde con tus amigos en El Reto Medieval de Universal Games!
Utilizando armas acolchadas completamente inocuas para practicar la mejor y más divertida lucha en nuestros juegos medievales.

Pero ahora te toca decidir. ¿Cuál es tu estilo de combate? ¿Cuál es el arma correcta? Depende de ti.

retouniversalgames icono

El guerrero inteligente, que se lo podía permitir, apostaba por la espada y el escudo. Era una decisión inteligente. El escudo de bordes acolchados de El Reto cubre todo tu torso creando un muro que separa la espada enemiga de tu cuerpo. Es una mano especializada en la defensa, que también puede ayudarte en el ataque.

El escudo no solo para golpes, puede desviar el ataque del contrario o abrirte un hueco en sus defensas. Tu otra mano, la de la espada, solo se preocupa de encontrar el mejor hueco para puntuar. Aunque no se vea en muchas películas, el escudo ha estado en el combate medieval desde su nacimiento… 

¿Significa eso que no llevar escudo es un error? Para nada. Frente a una espada y un escudo sabes que objeto te ataca y cual defiende. Cuando ambas manos sostienen herramientas letales ya no es tan fácil. Con dos armas eliges hacer un combate más frenético. Tus manos atacan y defienden por igual. La técnica es la ráfaga de golpes. El escudo es torpe y lento, tus armas son rápidas y certeras. Pero estás dejando muchos huecos para que te impacte el arma contraria. La apuesta es más arriesgada, ¡al estilo vikingo!

Por último entra la lanza. El arma que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios. Menos glamurosa pero llena de ventajas. ¡Que se lo digan a los espartanos! La primera, el alcance. Eres peligroso cuando el contrario no llega a poder tocarte. Y aunque a simple vista no lo parece, es muy rápida. El ataque es directo, no viene de un arco hecho con el brazo, por lo que es más difícil calcular su trayectoria. El problema viene cuando el contrario se te acerca mucho, tu lanza se convierte en un bastón y tienes que cambiar tu estilo de combate rápidamente perdiendo mucha efectividad. Pero van a tener que sudar para equivar la lanza hasta ti.

Tres maneras de luchar para tres tipos de guerreros diferentes. ¿Cuál serás tú?

Ven a probarte en los duelos del Reto Medieval de Universal Games.