Bienvenido, jugador, a una nueva lección táctica sobre láser tag. Conviértete en el número uno del campo aprendiendo a sacarle el máximo partido al selector de disparo. Si has leído alguno de nuestros artículos sabrás que las armas laser de Universal Games emulan las armas reales. Por lo que se puede seleccionar el modo de disparo, automático y semi-automático.

¿En qué consiste? Cuando aprietas el gatillo de un arma semi-automática solo dispara una vez. En cambio, cuando aprietas el gatillo en un arma automática, esta no deja de disparar hasta que se agota la munición o sueltas el gatillo.

Una modalidad no es mejor que la otra, ambas son muy útiles dependiendo de la situación. Dejando a un lado todas las mentirijillas que nos cuentan las películas, la selección del modo de disparo puede ser la diferencia entre la victoria y la derrota de un jugador.

El disparo semi-automático nos permite ahorrar munición. Porque aunque estemos jugando a Laser Tag y no tengamos munición real, el arma Laser está configurada para tener una munición limitada en cada misión. De esta manera se limita el número de “camperos” (Esos jugadores que se esconden en un agujero, se limitan a disparar a diestro y siniestro, mientras el resto de compañeros se arriesgan).

También está el caso del disparo a larga distancia, es decir, el “francotirador”. Como las armas laser pueden simular el retroceso al disparar, usar el modo automático es una locura si quieres acertar, por ello lo más conveniente es el modo semi-automático.

Por otro lado el fuego automático tiene un buen puñado de ventajas. Como el fuego de supresión o de cobertura. Rocía de disparos a tus enemigos mientras tus compañeros cambian de posición. Que es su momento más vulnerable. Por otro lado, cuando quieres acertar a un blanco en movimiento, utilizar el fuego automático es una buena táctica. Sigues al objetivo con la mira y tienes que medir la velocidad del sujeto y donde va a estar para poder acertar de un tiro. Con el automático solo tienes que seguir al objetivo con el arma mientras llenas toda su zona de disparos laser. Alguno acertará.

Cuando disparas a varios blancos a la vez porque están juntos y al descubierto, por ejemplo cuando resistes un asalto, es el mejor momento de disparar al bulto con el fuego automático. O si entras en un espacio cerrado sin saber dónde están tus objetivos, no te va a dar tiempo a apuntar. Mejor disparar a la zona donde se encuentra la amenaza con una rociada de disparos. A tan corta distancia no vas a fallar.

Táctica y diversión. Palabras clave en el Laser Tag de Universal Games. ¿Tienes ganas de probar?